Cartagena

Cartagena, en la costa norte de Colombia y  a orillas del Mar Caribe es también conocida como la Perla del Caribe, el corralito de piedra y la Heroica, esta ciudad nombrada Patrimonio Histórico de la Humanidad en 1984 por la UNESCO, con sus paisajes coloridos y gente amable y alegre atesora el más extenso legado de arquitectura colonial en Sur América y su estratégica ubicación la convierte en ideal para el desarrollo turístico, industrial y comercial de Colombia.

La ciudad cobra un rol significativo en el ámbito internacional por primera vez con la llegada de los españoles en el siglo XVI, época en la cual se convirtió en una ciudad determinante para el desarrollo de la región, al ser el principal puerto de entrada y salida de oro, esclavos e ideas en el Nuevo Mundo; fortificaciones defensivas fueron construidas por los españoles para proteger sus intereses, y aún se pueden observar las fortalezas y el cordón de murallas que servían para defender la ciudad de múltiples ataques piratas.

La ciudad jugó también un rol importante en la lucha de Colombia para derrocar el mandato Español con los primeros gritos de independencia provenientes de la Plaza de la Santísima Trinidad en Getsemaní, uno de los primeros barrios de la ciudad, y que le dan merecedora del título ciudad “Heroica”,  actualmente el barrio Getsemaní es el foco de la cultura bohemia de la ciudad, galerías, bares y restaurantes de moda.

Como centro de la actividad económica y política de la región, sus lujosas mansiones alojaron realeza, ricos mercaderes y virreyes  que hoy en día han sido restauradas y transformadas en los exclusivos hoteles boutique Evoca.

Es la ciudad más visitada en Colombia, luego de la capital Bogotá  y una de las ciudades con mejor conectividad en Colombia, con vuelos internacionales directos desde Estados Unidos, Canadá, Panamá, y las Antillas Holandesas y más de 20 vuelos al día desde y hacia Bogotá que también sirve de conexión en la mayoría de vuelos internacionales.

Anualmente más de 6 millones de visitantes experimentan el abundante legado colonial, la rica agenda de actividades culturales, numerosas islas con playas de arena fina y blanca,  mar turquesa y Sol caribe, exclusiva hotelería boutique, exploran la gastronomía de la ciudad, tiendas de e diseñadores locales e internacionales, música.

La arquitectura colonial de Cartagena y la magia de sus estrechas y pintorescas calles, atardeceres rosados y naranjas, plazas vibrantes, balcones coloridos con flores,  iglesias y museos,   hacen de  esta ciudad el escenario perfecto para eventos de todo tipo, desde bodas de cuentos de hadas; festivales de literatura, arte, moda y música, hasta cumbres regionales e internacionales .

Ya sea sumergiéndose en las aguas turquesas del Caribe en las islas cercanas a la ciudad,  recorriendo todo el día las historias y leyendas que esconden cada esquina el centro histórico o disfrutando de la vida nocturna de la ciudad, en Cartagena se encuentra un espacio para todos los gustos, y una actividad para cada persona.