Santa Marta

La ciudad de Santa Marta, fundada en 1525, se localiza en la costa norte de Colombia, sobre el mar Caribe, siendo uno de los centros turísticos más importantes de Colombia no solamente por la riqueza histórica de su ciudad, sino también por la belleza natural de sus ecosistemas que la rodean.

Entre los lugares más representativos de interés histórico que se encuentran en Santa Marta tenemos La Catedral Basílica de Santa Marta, construida en 1765 con estilo renacentista, siendo la más antigua de Latinoamérica. También merece mención la Quinta de San Pedro Alejandrino, hacienda fundada en 1608 y donde el libertador Simón Bolívar murió en 1830. La Casa de la Aduana, considerada la primera edificación construida con criterios arquitectónicos en el nuevo mundo por los españoles, fue el lugar donde se inició la historia de esta ciudad; la edificación que sobrevivió a todos los saqueos piratas, incendios y hasta terremotos, tuvo en cámara ardiente al libertador luego de su muerte y actualmente funciona el Museo del Oro Tayrona.

La región es un área de gran importancia ecológica, ya que cuenta con la Sierra Nevada, una formación montañosa de más de  5000 msnm, que la hace la más alta del mundo en el litoral. La riqueza biológica de fauna y flora se da por la variedad de pisos térmicos presentes, que van desde cálido seco hasta picos nevados. Esta diversidad le valió el reconocimiento de Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad dado por la UNESCO desde 1979. En su área de influencia se encuentra el Parque Nacional Tayrona y el Parque Nacional Sierra Nevada de Santa Marta, valorado ampliamente por conservacionistas como por los que disfrutan de las impecables playas de arena blanca conjugadas con cristalinas aguas caribeñas.

Esta región fue habitada por los indígenas Tayrona en la era precolombina, de los cuales presumiblemente el actual pueblo Kogui es descendiente. Este pueblo fue hábil orfebre y desarrolló técnicas de cultivo por terrazas. En la colonia, Santa Marta fue la puerta de entrada de los españoles al nuevo mundo, y punto de partida de otros colonizadores al interior del país. A partir de 1543 la ciudad fue sistemáticamente atacada por piratas, por lo que el puerto de Cartagena de Indias fue ganando protagonismo en detrimento del puerto de Santa Marta. Sin embargo, el centro de Santa Marta guarda el legado de un pasado colonial y republicano que actualmente es el epicentro de la renovación urbana y turística de la ciudad.

Estar en Santa Marta es sumergirse en un pasado histórico brillante desde organizadas culturas indígenas hasta los padres fundadores de la patria, pasando por grandes colonizadores españoles que hicieron de este paraíso natural el bello crisol cultural que es hoy en día.

Definitivamente, un destino Evoca que lo tiene todo!