Paisaje Cultural Cafetero

La zona cafetera se encuentra ubicada en el centro occidente de Colombia y está conformada por los departamentos de Caldas, Risaralda y Quindío; esta región es una de las más representativas del país ya que su paisaje cultural fue catalogado por la UNESCO en el 2011 como Patrimonio Cultural Mundial.

A comienzos del siglo X esta región fue una notable productora de caucho, pero la diversidad de sus pisos térmicos  y la migración poblacional de Antioquia hacia esta región, hizo que en el siglo XX el café se convirtiera en el producto insignia; además, su paisaje montañoso, nevado, la diversidad de flora y fauna convierten esta zona del país en una de las más completas del mundo y atractiva para los amantes del ecoturismo.

Uno de los lugares más representativos de esta región es Salento, municipio del departamento del Quindío, conocido como el más antiguo de la región, posee una gran variedad de atractivos turísticos, entre ellos el Valle de Cocora, cuna de la Palma de Cera árbol nacional colombiano. Este municipio se distingue por mantener la arquitectura de la época colonial en sus casas y parques, además por incorporar  a su cultura cafetera los famosos “Jeep Willis” como medio de transporte, los autos norteamericanos usados en la segunda guerra mundial.

Pero este destino colombiano además del buen café y paisajes propios de una obra de arte, posee rasgos de la hoy desaparecida cultura Quimbaya; quienes habitaron esta región hasta el siglo X y fueron reconocidos por sus trabajos de orfebrería en oro. Su orfebrería es de las más importantes de América, ya que al desarrollar perfectos métodos metalúrgicos la belleza de las piezas creadas eran inigualables; hoy día muchas de estas piezas pueden ser apreciadas en el muso que lleva el mismo nombre de la civilización ubicado en Armenia, con más de 2.000 piezas hechas en oro y cerámicas.

Actualmente el eje cafetero ha desarrollado un nuevo modelo de turismo apostándole más a su cultura, paisajismo y gastronomía, es por ello que El Parque del Café, un terreno de bosques de 13 hectáreas visitado anualmente por más de  400.000 visitantes, es el atractivo principal de esta zona; acondicionado con montañas rusas, puestos de alimentos basados en café y frutas exóticas propias de la región, atracciones acuáticas y temáticas lo convierten en el emblema de una zona que esta en constantes crecimiento y desarrollo; la cual hoy por día se ha convertido en uno de los lugares imperdibles de Colombia.

Conocer la zona cafetera es aventurarse a aprender no solo sobre el producto insignia colombiano, si no sobre culturas ancestrales, disfrutar de la gastronomía variada, disfrutar el paisaje creado por los ríos y montañas; atreverse a saber porque Colombia es realismo mágico.